Hoy empezaremos haciendo una ruta turística por nuestro bello municipio de Martos, un pueblo con mucho encanto y genuino, donde se respira aire puro.Sus orígenes se remontan a la prehistoria, con un casco histórico declarado Bien de Interés Cultural, con la categoría de conjunto histórico-artístico.

Paseando por Martos podrás encontrar historias de castillos, conventos, ermitas, hasta una antigua cárcel del cabildo, ¿impresiona verdad?.

Y por supuesto , antes de empezar el itinerario, tienes que hacer una parada en nuestro Mercado de Abastos, encontrarás  todo tipo de productos, como chacina , pan, y  fruta muy fresca y ricas en proteínas y otros puestos como carnicerias, pescaderias, todo los productos de nuestra tierra, hasta una droguería, se encuentra situado en el pleno corazón del casco histórico,  entorno monumental de la plaza de La Constitución, junto al Ayuntamiento de Martos y al lado de edificios tan históricos y emblemáticos como la Real Iglesia de Santa Marta (siglo XIII), la capilla de Jesús (siglo XVIII) o el edificio Círculo La Nueva Amistad (principios del siglo XX),

Iniciamos nuestro recorrido:.

Castillo de la Peña

Se trata de los restos de un antiguo castillo levantado en el siglo XIV por la Orden de Calatrava. Fue construido sobre las ruinas de otra antigua fortaleza árabe, que a su vez se había levantado sobre las ruinas de otra primitiva fortificación ibero-romana. Se encuentra

Merece la pena el ascenso, ya que hay una agradable caminata de una media hora por la Peña, para una vez arriba poder tener una gran vista panorámica de todo el municipio de Martos.

Antigua Cárcel del Cabildo

Actual sede del Ayuntamiento de Martos, se trata de una de las construcciones civiles más interesantes del Manierismo andaluz, sorprendiendo por su nobleza y suntuosidad de este edificio, más si cabe que estaba destinado para la reclusión de penados.

La fachada principal de la Cárcel se estructura como una doble galería de arcos de medio punto moldurados apoyados sobre columnas dóricas (cuatro arcos en la planta inferior y seis en la superior), focalizándose la portada de forma descentrada en el lateral derecho (sobre la cual se dispone un balcón ciego a modo de templete, rematado con un frontón recto). En las enjutas de la parte central de la arcada superior encontramos escudos heráldicos, rematándose toda la fachada con una gran cornisa.

Campanario de Santa María de la Villa

Construido en un extremo de la Plaza de la Virgen de la Villa, cerrando lo que hace siglos fuera la muralla de la Fortaleza Baja y construido sobre un cubo de muralla, se encuentra este campanario exento.
Un campanario que a día de hoy, es el único vestigio que nos queda del antiguo Santuario de la Virgen de la Villa, destruido durante la Guerra civil española.
Una torre que fue restaurada hace pocos años.

Pilar de la Fuente nueva

Construida en el siglo XVI por el arquitecto Francisco del Castillo y conocida popularmente como Pilar de la Fuente Nueva. Esta fuente se situaba originalmente en la plaza de la Fuente Nueva, dándole su nombre a dicha plaza.
La Fuente Nueva consta de un pilar abrevadero y otro más pequeño en el que dos leones hacen de caños arrojando el agua, así como de un gran zócalo o frontal. En el zócalo se utiliza el almohadillado, desatacando la rusticidad. En el centro, el escudo de los Austrias y a los lados el escudo de Martos y el del gobernador Aboz Enríquez. Esta obra refleja los aspectos más destacados y novedosos de la arquitectura manierista andaluza.

Convento de las Madres Trinitarias

Fundado en 1595, cuenta con un templo con portada principal barroca compuesta en orden toscano, dotado de un amplio espacio interior que ha llegado hasta nosotros muy desvirtuado. La planta se estructura a partir de una nave central cubierta con bóveda de cañón con lunetos y grandes capillas cuadradas que dan lugar a pseudo naves laterales; el presbiterio se eleva sobre gradas y, a los pies, en alto, se sitúa el coro con una llamativa celosía.

Deja una Respuesta