El pescado es un alimento principal en la alimentación, especialmente en la dieta mediterránea. Sabemos que es esencial consumirlo ya que proporciona al cuerpo una gran variedad de nutrientes, entre los que destacan proteínas de calidad, fósforo o ácidos grasos poliinsaturados como el Omega 3.

Sin embargo, no todo el mundo es consciente de este hecho. Una parte de la población prácticamente no consume pescado; bien sea porque no le gusta su sabor o bien porque suele tener un precio un poco más elevado que la carne. Y eso está muy mal hecho. Aquí os dejamos un post de La Vanguardia donde hablan sobre especies de pescado que cuestan menos de 5 € el kilo, por lo que el precio ya no es una excusa. En cuanto al sabor, éste puede ser disimulado con salsas y condimentos, si no echa un vistazo a este post de Solo Recetas donde explican 8 salsas para pescados fáciles de hacer en casa.

Si aún no te hemos convencido de la importancia de comer pescado, Restaurante Jaylu nos cuenta las cinco consecuencias principales de no consumir pescado. 

 

1. Falta de potasio

Como hemos dicho previamente, el pescado es una buena fuente imprescindible de este mineral. Cuando lo tenemos en bajas proporciones en el organismo podemos padecer alteraciones en nuestro sistema neuromuscular: sensación de cansancio, debilidad, dolor muscular… Por ello es importante consumir mucho potasio, ya que una gran fuente de energía y fuerza.

2. Deficiencia proteica

Aunque las proteínas también se pueden adquirir a través del huevo o la carne, el pescado también es una fuente muy importantes de estas. Una persona necesita una ingesta diaria de 0,8 gramos por kilo de peso, es decir, un adulto medio que pese 80 kilos necesita 64 gramos de proteínas diarios. La falta de proteínas puede llegar a ocasionarnos problemas muy graves como anemia, debilidad en general, pérdida de peso y un sistema inmunitario débil.

3. Falta de omega 3

Muchas personas piensan que es mejor no consumir alimentos con Omega 3 porque es grasa. Pero se les olvida que es necesario consumir grasa natural debido a que es muy beneficiosa para nuestra salud. El Omega 3 facilita muchas de las funciones de nuestro cuerpo y nuestro metabolismo se desarrolla correctamente. La ausencia de este en nuestra dieta favorece la aparición de cansancio extremo o enfermedades inflamatorias como la artritis. El omega 3 también cuida de nuestra visión, por lo que nos puede proteger de varias enfermedades.

 

4. Falta de vitamina D

Esta vitamina es completamente necesaria para mantener nuestros huesos fuertes y sanos, igual que nos ayuda a mantener la piel en perfecto estado. Una carencia de vitamina D causa problemas de sueño, osteoporosis o artritis. Además, la vitamina D regula los niveles de colesterol en nuestro cuerpo, razón de más para consumirla.

5. Riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares

El consumo regular de  pescado nos ayudará a tener un riesgo menor de padecer cualquier tipo de enfermedad cardiovascular o problemas cardíacos. Se considera al pescado un gran alimento para luchar contra ese tipo de riesgos.

 

 

 

 

 

Esperamos que esta información te sea útil.

¡Ven a nuestra pescadería a por pescado fresco y de calidad!

Deja una Respuesta